La pirotecnia local y la estupidez nacional

A ver, veamos esto: Los “cuetes” está prohibida su comercialización en áreas urbanas véase Distrito Central y San Pedro Sula. Mientras que su producción no lo está. La producción de los mismos incurre en pagos de impuestos, importación de materia prima, permisos municipales, pago de empleados etc.
 
La navidad y toda su parafernalia ha hecho que sea el momento de mayor consumo de pirotecnia, pero donde mayor cantidad de pólvora podría venderse esta es requisada, embodegada y muchas veces perdida entre los vericuetos de la corrupción municipal.
 
Asimismo y en aras de evitar la “contaminación ambiental” queman los cuetes en los basureros públicos para que el humo y el chingaste de periódico no ensucie la calle… por que claro, el humo de los cuetes en los basureros no se va a ningún lado, sino que se queda ahí. Es decir que la atmósfera en los basureros municipales son procesos ajenos a la que respiramos. Smh.
 
Hasta donde me da mi cabeza, no existe un solo municipio donde exista una prohibición de venta de productos legales, existen en todo caso restricciones de venta de alcohol y que se yo, pero no una prohibición como tal de un producto manufacturado.
 
El país de los cangrejos retrógrados se hace latente en las décadas que se aprecia este fenómeno “rependejo” de la cultura local. Claro, la idea detrás de su prohibición es bonita “pobrecitos los niños que se queman con los cuetes y se les caen sus deditos”… pero venga, prohibamos la comida rápida, el mango con sal, los memes y los partidos políticos por que tienen demasiada azúcar, producen retención de líquido, son vulgares y mañosos.
 
Es tan sencillo como que no se le permitiera a usted o a mi ejercer su oficio en un municipio por que “aquí se prohíbe la biología, jurisprudencia, ingeniería, servicios” o en este caso la distribución de un producto elaborado con los permisos necesarios y dentro de las leyes del país.
 
En el occidente del país existen comunidades completas dedicadas a la producción e importación de pólvora, prohibir la comercialización de estos es ir en contra de la libre circulación, producción y acceso a una mejor calidad de vida.
 
Es una pendejada monumental promovida por aquellos que seguro piensan que sin pistolas no habrían ladrones.
 
A la mierda los pastores! voy a ir a comprar cuetes a Nueva Arcadia, Copán directamente a la fuente de Caballo Rojo y Rayo de plata. Esta “aculeración” sistemática de la sociedad hondureña se está saliendo de la mano.
 
Sino le gustan los cuetes, magnífico, no le gusten, pero no apoye la prohibición de algo que es manufucturado dentro de la ley… Mucha gente no le gusta el guaro y los cigarros, pero no veo prohibiendo la venta de los mismos.
No sea borrego de un sistema, levante la cabeza, piense y decida
Anuncios

Una respuesta to “La pirotecnia local y la estupidez nacional”

  1. ERIC GERMER Says:

    Que interesante tu punto de vista, es como en Colombia allá cieca 1979, que podías tener moña pero para consumo propio, pero no para fines comerciales. Aja pero y si la siembro me memeten al mamo, entonces a guevos tenías que buscar a algun maje allá por Guayaco que te vendiera un pucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: