La Saga de Rápido y Furioso

Siete. No seis, ni tres o cuatro. Siete películas!

Lo primero que intento recordar es que otra serie de películas presenta esa cantidad de presentaciones… Star Trek tiene como mil, el “Señor de los anillos” tiene 6 si incluímos el Hobbit, Star Wars pronto tendría siete también. Rocky creo que anda en seis. Police Academy tiene siete también.

Ahora, esta disertación ligera no es para criticar de manera destructiva las películas, ya que en su género tienen bastante mérito. Pero vean que interesante que súper producciones de Hollywood no llegan a la cantidad de entregas, quizas Police Academy que si bien no es el clásico de clásicos, si es chistosa.

Ahora, admito de manera culpable que he visto las siete entregas de F&F. No recuerdo cuando fue la primera, pero fue ya días y todas las miré en la tele ya sea por TV paga, CD pirata o en algún bus interurbano de esos que se dicen ser modernos y ponen películas… seguramente piratas también. Y que les puedo decir, en su “género” de cine el cual me imagino que es acción tienen bastante mérito.

Ignoro cuanto de estas movies es secuencia real de acción y cuanto es generado por “fotochop” o CGI como le dicen apropiadamente. Pero si hay que darles el mérito que hacen unas pasadas que uno hasta miedo le da. Recientemente pude ver la séptima entrega de esta serie, a través de Putlocker en el internet, no era la mejor resolución, pero tenía la suficiente nitidez para dar una idea clara de las locuras que estos muchachos realizaban.

Cuando salió la primera entrega de F&F, la mezcla de automóviles rápidos, muchachas atractivas en ropa ajustada o corta, secuencias de acción y violencia sin sentido pensé, ah pues es una buena película veranera. Cuando salió la segunda entrega creí que solo era el fenómeno que les llevó a hacer otra y aumentar las ganancias. Cuando salió la tercera que si “mal no me equivoco” es Tokio Drift, pensé que esa sería la última ya que no aparecían los personajes originales de la historia. Pero equivocado estaba.

De ahí salió la cuarta entrega, la quinta y la sexta. Las cuales confundo y enredo, solo recuerdo que en la sexta entrega hay una secuencia larguísima con un avión, muy buena pero demasiado alejada de la realidad. Pero venga que Hollywood de eso se trata, de perdernos de la realidad por al menos 90 minutos y llevarnos a un mundo fantástico donde cualquier cosa es posible.

Por ejemplo en la séptima entrega se puede apreciar a Toretto interpretado por Vin Diesel, aventándose de un precipicio en el Cáucaso. El carro del que se avienta queda total y completamente “chomierda” pero el se baja del mismo como que nada…el otro día me golpee el dedo meníque del pie contra una mesa, por la puta que dolor!!! Pero venga que para eso son las estrellas de acción, para realizar este tipo de cosas.

Ahora, y creo que no equivocarme al sugerir esto y es que a medida que se fue dando el fenómeno cinematográfico de F&F, el hobby del “tuning” fue creciendo, desde los carros pimpiados, pasando por las carreras de 1/4 de milla y llegando hasta las scooters pimpiadas, las cuales se miraban bien “lindas”. Y todo esto en el fondo va financiado, publicitado, gerenciado y organizado precisamente por las mismas empresas y marcas que aparecen en las cintas.

Recuerdo un tiempo en que si tenías un carro pimpiado y los asientos no eran Sparco, no eras nadie… al menos ponele un sticker que diga sparco o foose o que se yo. El branding es cosa seria y las personas somos muy susceptibles a ese tipo de cosas. Yo tampoco soy incorruptible ante el branding, solo que en mi caso no es hacia los autos, es hacia otras cosas, pero bien. Mea culpa.

No quiero tratar el tema de los accidentes automovilísticos y su relación con este tipo de películas. Estoy seguro que alguna relación han de tener, pero una película no es mas que eso, una película y no debe influenciar tanto sobre la psiquis de las personas. Y sucede, a mi me pasó cuando vi Taxi Driver allá por el 2001, estuve mucho tiempo enfrascado en una configuración mental estúpida por la película. Hasta que un día se me olvidó que ondas o que se yo.

Al final del día y como mencioné, el cine es de entretener. Hay que darle un halago particular a los dobles de acción que realizan muchas de estas actuaciones, ya que son sumamente peligrosas. Así como a los productores, directores y demás que conciben las secuencias de acción, las que todos sabemos son “paja” pero uno ve las películas por decir “uyyyyy que pije paja esa” y después con los amigos se comentan “uyyyy y la pije paja del carro cuando salió volando”. Y ese es el truco del entretenimiento.

Por último y no menos importante, F&F va quedar en la historia de hollywood, no solo por llevar hasta el 2015 siete entregas, sino por la trágica muerte de Paul Walker, uno de los protagonistas de las películas, precisamente en un accidente de autos…una versión sarcástica de “live by the sword, die by the sword”. Y de una u otra forma, en un mundo que cambia todos los días de manera tan radical, F&F nos intenta enseñar algo acerca de la amistad, la familia y la lealtad.

Vean las películas, no se caracterizan por sus diálogos profundos, pero son entretenidas, muchas veces graciosas y llenas de unas “pije pajas” que pocas películas presentan. Tal vez los Expendables, pero ese es mas del género de la violencia sin sentido que otra cosa.

Enjoy el cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: