Inconsistencias

 

Pues, aquí les va la definición del opuesto del título:

f. Propiedad de lo que es duradero, estable o sólido:
la consistencia de sus argumentos no daba lugar a la réplica.
Cohesión entre las partículas de una masa:
tienes que conseguir que la pasta tenga más consistencia.

A partir de esto podimos deducir que la incosistencia sería algo efímero, de cohesión mediocre en el mejor de los casos. Esta palabra me llevó a considerar algunas de estas carencias de solidez en nuestro caracter. Cierto es que como seres humanos estamos predestinados y garantizados a fracasar; la pregunta se embulle en saber si fueron nuestras incosistencias o la suerte lo que nos llevó al inevitable y desgraciado fracaso.

Si por un lado consideramos la falta de disciplina como una inconsistencia, entonces si, las incosistencias nos harán fracasar. Por otro lado, que es la disciplina y que tanto de nuestra rutina podría considerarse disciplina como tal.

El despertarnos a una hora todos los días. Comer balanceado y en el momento indicado. Entregar el trabajo asignado en el momento específico. Como podrá apreciar el lector, la disciplina mucho tiene que ver con el respeto del tiempo.
Pero. Que sucede con la disciplina hacia la autoridad, véase la obediencia.

Aquí la cohesión de la personalidad toma una nueva faceta. Si estimamos que la autoridad suprema es el Creador (y que el lector defina bajo que dogma su espiritualidad se asienta mejor). Tenemos entonces la disciplina para seguir los mandatos, reglas, enseñanzas del Creador? La respuesta será un “quizas, tal vez” por doquier.

Y bajo esta premisa, fallar al Creador es fallar a uno mismo, dado q la esperanza de vida eterna está regida x el cumplimiento de sus mandatos. Entonces. Le fallamos al Creador y nos autofallamos. Que sentido tiene entonces las reglas del hombre?

Por que habría de cohesionarme a sus leyes y preceptos? No tiene mucho sentido. Y en esta idea de cosas, cada quien se convierte en el capitán de su destino.

Cada uno decide el camino de inconsistencia que va tomar, al final es sencillo: Nada y nadie importan. Las malas decisiones no existen. No hay responsabilidad. No hay nada mas q el Ser tomando decisiones egoístas que seguramente afecten a todos. Pero como el alma fue dada de baja mucho tiempo atrás, nada importa.

No hay responsabilidades, disciplina, cohesión, empatía. No hay nada mas que un libre albedrío galopante. Sin control, intolerante e inmisericorde.

No queda mas que el hombre. Perfecto. Sin Creador. Sin reglas. Sin autoridad. Una entidad perfecta de caos. Sometida a su propia autodestrucción. Inevitable. Total. Épica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: