La Inolvidable historia de Accipiter Moses. Chapter I

Accipiter Moses era un niño cuando fue pequeño, cuando creció se hizo grande pero en muchos aspectos aun pensaba como niño. Nació en el seno de una familia, es decir q tuvo papás y hermanos que siempre le recordaron de diversas formas el afecto que tenían por el, lo cual era bueno para ellos dado que era lo que la sociedad de finales del siglo XX establecía como approach apropiado a las circunstancias de familia.

Accipiter tuvo una niñez acompañada por personas pero exageradamente solitaria, rodeada por libros y la TV en donde pudo esconder su soledad con sus principales super-héroes y algún que otro amigo imaginario como el cocodrilo de Lacoste con el cual tuvo sesiones largas de administración en la mesa del comedor de la casa de sus padres en conjunto con el resto del “board” de alguna compañía igualmente imaginaria.

De su niñez Accipiter no guardó recuerdos agradables, ya que ser un arbusto pequeño en un bosque de árboles gigantes puede ser bastante agobiante. De hecho, a muchos pequeños les suceden estas cosas y en la escuela se resuelven jugando futból y haciendo amigos. En el caso de nuestro pequeño amigo, nunca fue diestro al deporte, de hecho el gustaba sentarse durante los recreos a observar el viento soplar sobre la cancha y pensar de donde vendría ese polvo y donde terminaría…”un peregrinaje intenso el de la tierra” decía “cuando llueve el polvo descansa por que no puede flotar”, pobre niño de 10 años, nadie entendió su especulación filosófica temprana y los niños a su alrededor le golpearon o se burlaron de su extraña homosexualidad.

Fue un poco antes de esa edad que el descubrió la música y gracias a la TV por cable tenía una buena idea de como funcionaba el “idioma extranjero” es decir el inglés, así que escuchaba las canciones una y otra vez hasta comprender que quería dar a entender la banda, en aquel momento frases como “i´m gonna make you my woman” no tenían mucho sentido, pero el entendió el proceso  del lenguaje sensu stricto. Fue ahí donde el pobre Accipiter se perdió por primera vez, con bandas como Guns´n Roses, Bon Jovi, Skid Row y otras  de los finales de los 80´s que eran populares en aquellos días. Desafortunamente, para el pobre Accipiter Moses su somero conocimiento del idioma inglés también le trajo problemas. Fue ahí que comenzó a dilucidar la posibilidad de que la humanidad no valía la pena y que ser un niño en procesos de convertirse un hombre en un sistema tan condenante era inutil y el suicidio podría ser una válida salida.

Pero no todo fue espantoso en la niñez de Accipiter, en algún momento tuvo que tener algún día en que sonrió, alguna vez habrá sido feliz, desafortunadamente para usted el lector, nunca dijo si eso pasó. Pero yo que le conocí bien, puedo asegurar que las veces que compartí su cara compañía siempre lo vi feliz platicando solo con sus juguetes o absorto en alguna novela de fantasía. El fue feliz, pero su felicidad nunca podrían comenzar a entenderla ni aunque se las inyectaran de manera intravenosa.

Para el la felicidad eran cosas demasiado simples, unos huevos fritos con salsa de tomate y queso parmesano por la mañana. Una buena canción al azar en una emisora local, un episodio intenso de MacGyver, el final de un libro apasionado, el sol, el frío, la luna llena….pero nunca la oscuridad, la oscuridad no era grata para Accipiter Moses.

Es notable mencionar que desde temprana edad, tuvo acceso a un cúmulo basto de conocimientos a los cuales no debió acceder y a ciencia cierta nadie sabe bien que sucedió pero desde que era un “chaval” como dicen en otros lados, Accipiter fue visitado por diversas entidades de este mundo o de mundos que no eran de este. Y todas se manifestaban en los momentos de oscuridad, fueran estos de oscuridad lumínica o de oscuridad del pensamiento. Llegaban, se apoderaban, trastornaban y abandonaban y el pobre Accipiter quedaba profeso de un terror incalculable solo salvable por la peor entidad que pudo llegar a atormentarle: Collin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: