Las Culebras de Cascabel y yo

Admito que no me agradan los reptiles ya que sus miradas serias me impactan, pero a pesar de ello me agradan como seres vivos y siendo Biólogo no puedo despreciar estas criaturas.

No todos saben que durante mis años de estudiante trabajé en una escuela bilingue en las afueras de la Capital siriviendo la cátedra de Ciencias Naturales en el ciclo común. Esta escuela presenta la particularidad de estar rodeada de un maravilloso bosque seco en el cual las diversas formas de vida pululan y se reproducen por los rincones de la escuela, no digamos las parejas de estudiantes…ZING!

Pues corría el año escolar cuando una mañana lluviosa escuché que una culebra de cascabel se había refugiado en el baño de los varones y que un estudiante de cerebro avanzado intentó capturar este ofidio con el resultado de que le mordiese la mano. Viendo la histeria colectiva subsiguiente y la asegurada muerte que le vendría a este triste reptil, opté por abandonar el salón de maestros a intentar capturar la serpiente y ponerla a salvo de la ignorancia de los humanos.

Admito además que nunca antes había tomado una serpiente venenosa en mis manos, pero viendo que la vida y mis principios morales corrían peligro, hice de tripas corazón, capturé la serpiente la deposité en un recipiente plástico y posteriormente la liberé a una distancia prudencial de la escuela en donde me imagino esta reconsideró su vida y no se volvió a acercar a la escuela sabiendo que la gente es mala.

Pero la historia no termina ahí, el joven la cual la serpiente mordió tuvo que ser llevado de emergencia al hospital para que le aplicaran el respectivo suero antiofídico, el cual el médico de turno se rehusaba a aplicar ya que quería ver el cadaver de la serpiente, dada la situación platiqué con este matasano explicándole que el reptil en cuestión era una serpiente de cascabel, pero fueron oídos sordos, al final cuando el estudiante casi se muere por la necedad de un médico arrogante se le aplicó el suero y ahora el muchacho está bien.

Tristemente de alguna manera u otra la escuela se limpió las manos conmigo y en los anales históricos quedó que el estudiante fue mordido por una serpiente por culpa mía, lo cual encuentro tonto pero entretenido ya que ese empleo nunca me agradó y dentro de mi se que hice lo correcto.

Así que no maten las culebras, no sean tontos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: