Los Arios Invaden un Cerro

Cualquier parecido con la vida real es infundado, inconsecuente e irrisorio.

Durante los días posteriores al Golpe de Estado versión baleada especial cuando por alguna razón u otra, seguramente por la otra en vez de alguna, en la vecindad de los Germer se decidió formar un comité de vigilancia ciudadana llamado Milicia Estratégica Patriotica Especialista Liberal Aplicada “MEPELA” el cual tendría entre sus objetivos asegurar que la cosa no se desmejorara. Cual cosa nunca fue determinada pero en aras de la simplificación administrativa cada quien tenía una idea de cual era su función.

MEPELA careció desde el inicio de muchos enseres para desarrollar operaciones de una manera prudente, no digamos efectiva, pero esta carencia logística era compensada con un perverso y delirante sentido del deber que los llevó a desarrollar las misiones mas osadas por cualquiera de los hijos Germer Sánchez los cuales en su profundo misticismo guerrero formaron ese pacto de sangre a través del teléfono para determinar la mejor manera de combatir la amenaza ñangara auspiciada por el Cowboy Commander.

Al reunirse los cinco hijos y hermanos a la vez todos ellos, Luís Yoni relató que en la zona sur de Honduras existía una sustancia café con una densidad elevada y olor particular el cual es hogar para diversos crustáceos de color azul pálido y que es conocida en el universo entero con el nombre de Ñanga, por lo que el consideraba que la debilidad del enemigo se radicaba en aquellos pequeños crustáceos azulados.

El primogénito Eric Debodigar determinó que efectivamente existían tales animalitos y que su tenaza era tan procaz como la de los mismísimos melignos. Por su parte Elena Quiasco se entretenía dibujando el escudo de guerra con una inscripción que a este día reza “Sic Semper Tyrannis, ¡Me Urge!”.

En un extremo de la mesa de reuniones la estratega, alma de Dios, madre de tres y liaison, Agnes Ardid pensaba en las consecuencias y repercusiones de ese momento en la historia de los cangrejitos azul pálido de la ñanga. Al otro extremo de la mesa se encontraba envuelto en una nube de humo nicotínico Alberto Pich el cual vestía totalmente de verde cual lagartija prehistórica tomando el sol de un astro rey que solo había alumbrado tiempos más simples y llanos.

Después de unos 25 minutos de eculubraciones sobre un tapado con coco rezumante de componentes que inducen al sopor , MEPELA decidió tomarse un cerro cercano que debido a las lluvias recientes, la tierra del sitio comenzó a tener un aspecto húmedo, espeso y fuerte como a putrefacción erótica tropical, en donde aseguraron existirían estos azulados crustáceos.

Así que nuestros elaborados expedicionarios tomaron sus equipos, pertrechos y cuestiones. Agnes tomó posición en las comunicaciones, Elena hizo las burras, Pich compró cigarros, Yoni limpió sus binoculares se rapó la cabeza e invocó al Fuhrer, Debodigar hizo una mochila de campaña con toda clase de instrumentos y herramientas como brújula, medicinas, mapas, tenedor y cubierto, foco, papel higiénico, duct tape, encurtido y chimichurri, 5 pesos de tortillas, un radio y baterías extras, un fusil, 2 pistolas, 7 cuchillos de diversos estilos filos y tamaños, botas, calcetines, ropa interior limpia y una gorra con una leyenda impresa que leía “the pain starts here”.

 Efectivamente la pain comenzó here…

Las burras a pesar de tener un exquisito sabor a comida tuvieron un mal desenlace debido al encurtido y el conflicto bélico de orden Químico fue de tal magnitud que Pich tuvo que quedarse en aras de ganar “los corazones y las mentes” de los civiles, lo cual fue interpretado como pereza y falta de convicción. Elena quiasco al sentirse ofendida optó por quedarse en su casa apoyando las actividades pero sin salir mucho al sol. Agnes Ardid quedó coordinando quien tenía diarrea y quien todavía no. Así que la misión quedó a manos de Debodigar y Yoni. Afortunadamente se logró conseguir refuerzos en la calidad del Cnel de tanques Dark Brown Zavala y el Doctor Lindo Almendro.

Continuaba la misión de tomar el cerro atravesando feroces intersecciones plagadas de tráfico con el Doctor Lindo al volante cuando este tuvo un percance con un taxista a lo cual al día de hoy se desconoce el culpable del siniestro e irremediablemente el doctor quedó fuera de combate al tener que lidiar con la llegada de la policía de tránsito. Nuevamente se emprendió la gloriosa misión siempre con Debodigar a la cabeza el cual ya mostraba visibles síntomas de fatiga por cargar una mochila tan cargada, esta fue abandonada mas pronto que tarde sin antes hacerla estallar para que el enemigo no fuese a contraer una infección por el encurtido y el chimichurri.

“¡Sigamos paps!” gritó Eric Debodigar con un estridente chillido que solo Odín pudo imitar, mientras tanto Yoni y el Cnel Dark Brown presentían un fatídico desenlace de eventos infortunados.

Al llegar a las faldas del mencionado cerro en cuestión, Debodigar tomó posición de defensa para el avance de las huestes heróicas, lo cual no era más que un pretexto para dejar de caminar. Así que solo Yoni y el Coronel subieron hasta aquel triste cerro que comenzaba a perder su valor estratégico paso a paso.

Al llegar a la cima del mismo se comunicaron con el cuartel general diciendo:

-“Ardid, ardid, aquí Oso1, hemos tomado posición en el cerro”

-“Enterado Oso1, ¿Algún indicio de los cangrejitos azules?”

-“Negativo” contestó Yoni “Aquí no hay ni pija de cangrejos, pero las burras putas me hicieron daño a mi tambien”.

 Solo el Cnel Dark Brown resultó ileso de aquella fatídica misión, aun se desconoce si hubo sabotaje por parte del malvado Clan Mortadela y melignos infiltrados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: